¿Qué somos?

.

La hermandad de Jesús de la Lealtad es la más joven de la ciudad de Cáceres, siendo la última en sumarse a la nómina de cofradías de la ciudad. En los siguientes puntos queremos expresar aquello que nos caracteriza:

Somos una hermandad Joven.

No solo por ser la última hermandad en fundarse en nuestra ciudad, sino por ser erigida por jóvenes y con una clara visión enfocada en la juventud. Se trata de una de nuestras principales máximas, pero no solo dirigido a aquellas personas jóvenes de edad, sino a toda aquella persona que se sienta joven de espíritu, que se ilusione con nuestro proyecto y tenga ganas de trabajar en el mismo.

Somos una hermandad que incide en la caridad.

Una hermandad no tiene sentido sin la parte caritativa que conlleva la misma. Desde la hermandad destinaremos un porcentaje considerable de todo lo que recaudemos a nuestra bolsa de caridad, la cual irá destinada en una parte a ayudar a los más necesitados de nuestra parroquia. Igualmente ayudaremos en la medida de las posibilidades con el resto instituciones caritativas diocesanas, así como las ajenas a la misma.

Máxima importancia a la formación cristiana.

Creemos que una de las bases fundamentales de nuestra hermandad es la formación cristiana de nuestros hermanos, realizando esta labor a traves de nuestra hermandad y su director espiritual, que llevaremos a cabo conjuntamente pero un mayor enriquecimiento.

Somos fraternales.

Al igual que el punto anterior pensamos que una parte importante de una hermandad es la fraternidad. Por ello creemos en una vida de hermandad amplia y donde la convivencia entre los hermanos sea enriquecedora. De igual manera es importante la fraternidad entre hermandades, poniéndonos a disposición de toda aquella que requiera nuestra ayuda, abriéndoles los brazos a todo lo que ellas soliciten.

Buscamos la innovación.

Si nuestra ciudad se caracteriza es por la innovación, ya sea por la introducción de formas distintas de carga como las hermandades de costal o aquellas hermandades que utilizan materiales del siglo XXI, como Jesús Condenado. El paso de misterio de Jesús de la Lealtad es cargado con ambos hombros por el interior, eliminando las cacereñas horquillas de sustento y repartiendo el peso, introduciendo 4 patas que sirven de sustento al paso y descanso al paso. Así mismo, creemos que así podemos introducir una forma de andar del paso acorde a la música de la banda, acompasándose con la misma con un andar melodioso y con ciertos recuerdos del sur. Así mismo, y con tal fin y para un correcto andar del misterio creamos una cuadrilla de hermanos de carga, la primera en nuestra ciudad, con salvedad de las cuadrillas de costaleros, la cual efectuará los correspondientes ensayos previos a la semana grande.  Todo esto sumado a la incorporación de nuestra Semana Santa el misterio del despojamiento de Cristo, carente en nuestra ciudad, así como en un futuro la Sacra Conversación de San Juan y María Magdalena con Nuestra Señora de la Pureza, también inédito en nuestra ciudad y región.

Nacemos humildes y así lo seremos.

Nos consideramos una hermandad humilde, donde nuestra principal máxima es rendir culto a nuestros titulares desde el mayor respeto y fervor. Somos conscientes de nuestras limitaciones debido a nuestra corta vida y el largo bagaje del resto de hermandades de nuestra ciudad, por lo que intentaremos aprender lo máximo de las mismas desde la humildad y el respeto, con el fin de enriquecer lo máximo posible nuestra Semana Santa.

Enriquecedora.

Como comentamos en puntos anteriores nuestro objetivo es enriquecer la Semana Santa de Cáceres con misterios antes carentes en nuestra ciudad, aportando una calidad artística que creemos acordes para nuestra ciudad y el título que ostenta de Interés Turístico Internacional. Por ello desde la hermandad haremos todo lo que esté en nuestra mano para contar con los mejores artistas para llevar a cabo todo lo relacionado con la misma, para honrar a nuestros titulares de la mejor forma posible.