Historia

La Hermandad nace en abril de 2015 por un grupo de jóvenes entorno a 25 años que deciden fundar una nueva cofradía en la ciudad, con un claro carácter humilde. Presentan tras la Semana Santa de 2015 un proyecto en el que se centran en dos misterios inéditos en Cáceres: el Despojamiento anteriormente dicho y la Sagrada Conversación, sin ninguna vinculación con el anterior proyecto. Contactaron, tras intentos frustrados, con varias parroquias de la ciudad, hasta que, desistiendo de acudir a un templo parroquial, acudieron a su anterior sede canónica, donde fueron aceptados bajo el seno de los Hermanos de la Cruz Blanca en febrero de 2016. Tras el trámite de tener una sede canónica, tuvieron una primera reunión con el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, que animó al grupo a formarse en la escuela cofrade de la diocesís, bajo la tutela del delegado de hermandades y cofradías, Joaquín Zurera.

Durante ese tiempo, comienza la primera tradición de la Hermandad: el altar a San Francisco de Asís. Esta imagen se encuentra en la capilla de la sede canónica de la Hermandad. Así, los miembros de la comisión comenzaron su formación en la Escuela Diocesana de Formación Cofrade.

Llegado Diciembre de 2017, la Delegación de Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Coria-Cáceres da el visto bueno al proyecto de Hermandad y se hace entrega de los estatutos, a la espera de su erección canónica.

En septiembre de 2018, y tras el nombramiento de D. Francisco Javier Romero Rodríguez como nuevo delegado de Hermandades y Cofradías, este toma con ilusión el proyecto, animándonos y alentándonos.

En octubre de 2018, la Hermandad se integra en la parroquia de Santiago como sede canónica tras el beneplácito del párroco, con el objetivo de desarrollar una vida parroquial plena por parte de ambas partes,

En noviembre de 2018 son entregados los estatutos en el Palacio Episcopal, siendo aprobados por el Reverendisimo Señor Obispo Don Francisco Cerro Chávez el 08 de noviembre de 2018, quedando erigida canónicamente la Hermandad.